La salida está siempre adelante

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La salida está siempre adelante

Mensaje  Magui el Dom Abr 18, 2010 10:48 am

Excelente artículo el de hoy de Sergio Sinay.. por qué nos quedamos en el sufrimiento?



Oxígeno / Diálogos del alma
La salida está siempre adelante
Por Sergio Sinay


Domingo 18 de abril de 2010


Señor Sinay:

Me inquietan las conductas repetitivas de muchas personas que sufren pero no pueden salir de eso. Les cuesta salir del dolor. Los seres humanos repetimos; hay un dicho según el cual "el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra". Los apegos hacen que repitamos, pero nos debemos preguntar por qué nos apegamos tanto al dolor, si sabemos que eso es malo. Observo a personas que no escuchan cómo salir del lugar del dolor, no recurren a ayuda de algún tipo o a la búsqueda de algún alivio espiritual. ¿Sienten cierto regocijo o creen que mostrarse así es más beneficioso para ellas? No lo sé, es mi gran incógnita. Ojalá buscaran salir del miedo a probar cosas nuevas. No van a sufrir más, no va a doler más, es un pequeño ejercicio para abandonar de a poquito el lugar doloroso, tal como un niño que da sus primeros pasos para caminar, se cae y vuelve a pararse hasta que vence sus temores. Debe de haber muchos tratados acerca de esto; yo sólo puedo hablar de cómo salí, con mucho trabajo interno.
Marta Navarro


En los años cincuenta del siglo anterior, una publicación de interés general encuestó a casi un centenar de personas prominentes que no estaban vinculadas a la psicología. Había una pregunta única: "¿A qué llama usted neurosis?". Albert Einstein, tan genial en la física como en ciertas miradas sobre la vida, respondió así: "Neurosis es hacer siempre lo mismo y esperar resultados diferentes".
Acaso las personas cuyas conductas repetitivas inquietan a nuestra amiga Marta hayan quedado apegadas a esa inútil espera. Pero sería aventurado decir si lo hacen por compulsión o porque así se sienten mejor. Nadie, creo, se siente mejor en el dolor.

Es posible que estas actitudes hayan tenido su origen en un intento de lograr algo cuya necesidad era y es legítima: cariño, reconocimiento, escucha, una mirada, aprobación.
Hay personas que han sufrido toda su vida en la tentativa de ser lo que otros (valiosos para ellos) les exigen que sean.
Hay personas que se postergan repetidamente en el intento de ser tenidas en cuenta y valoradas. Existen quienes permanecen apegados a individuos, lugares, trabajos o situaciones en los que sólo encuentran decepción, frustración o descalificación, pero no se atreven a salir por temor a no encontrar afuera de allí lo que, definitivamente, no consiguen en donde están.
Quizá quedaron atados a esa situación en un momento en el que realmente eran pequeños, frágiles y dependientes a tal punto que les resultaba imposible salir si no a riesgo de su propia vida o identidad. Y luego nunca tomaron conciencia de que ya habían crecido y podían empezar a buscar lo que necesitaban (necesidad legítima) en otras fuentes.
Una de esas fuentes es el propio interior.
Otras son presencias externas amorosas, apreciativas, capaces de validar.

No es, entonces, ni desde el simple voluntarismo ni desde una nueva invalidación como se sale de los espacios de sufrimiento, aunque, con la mejor intención, muchos intenten ayudar así a quienes están empantanados.
Se trata de entender primero que no siempre las necesidades e intenciones legítimas están atendidas del modo que requieren. Y de aprender, después, nuevos caminos para resolverlas. Giorgio Nardone, que dirige en Arezzo, Italia, el Instituto de Terapias Estratégicas, ha reflexionado larga y profundamente sobre estos aprendizajes, y pone en práctica sus conclusiones con quienes acuden a su institución.
Autor de No hay noche que no vea el día, Miedo, pánico y fobias y Corrígeme si me equivoco , entre otras obras, Nardone dice (entrevistado por el psicoterapeuta catalán Rafael Santandreu en el libro Escuela de felicidad ) que, aun cuando las situaciones que nos inmovilizan puedan tener su raíz en el ayer, "nosotros tememos al futuro, nunca al pasado". De ahí la inmovilidad.
"En el pasado sucedieron cosas que nos marcaron, pero el problema sigue estando en la vida por vivir. La solución consiste en encontrar un nuevo punto de vista lógico para ver la realidad ahora." Quizás un punto de partida para abordar el futuro temido consista en sincerar el pasado, dejar de intentar transformarlo, poner los puntos sobre las íes para desapegarse de él. Porque puede ocurrir que la paralización en lo doloroso sea producto del temor a que haya un "castigo" por salir del pasado.
Sin embargo, cuando éste provoca más sufrimiento que fortaleza, adelante sólo espera una recompensa. Esta es la posibilidad de una vida propia.

sergiosinay@gmail.com

_________________
"TODO LO NO EXISTENTE ES LO QUE NO HEMOS DESEADO SUFICIENTEMENTE"
avatar
Magui
Funciona a Baterías
Funciona a Baterías

Cantidad de envíos : 5033
Localización : En el horno
País :
Fecha de inscripción : 16/07/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: La salida está siempre adelante

Mensaje  Anadry el Dom Abr 18, 2010 3:38 pm

...cualquier parecido con la realidad...es pura coincidencia.
Hablo de años anteriores a esta "salida hacia adelante actual".
Gracias, Magui

_________________

Cuando soñamos solos, sòlo soñamos. Cuando soñamos entre varios, modificamos la realidad
avatar
Anadry
Maestro Alquimista
Maestro Alquimista

Cantidad de envíos : 4865
Edad : 58
Localización : saliendo del limbo
País :
Fecha de inscripción : 19/07/2008

http://anadryada.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.