La lección de nuestro cuerpo

Ir abajo

La lección de nuestro cuerpo

Mensaje  Magui el Dom Ene 03, 2010 3:38 pm

Así como funciona nuestro cuerpo, así debería ser nuestra conducta. Interesante....


Oxígeno / Diálogos del alma
La lección de nuestro cuerpo
Por Sergio Sinay

Domingo 3 de enero de 2010


Señor Sinay:

Entiendo que se alcanza el bien común cuando se obra desinteresadamente. Pero me pregunto si podemos, como humanos, obrar así. ¿No hay siempre un interés, una necesidad propia que intentamos cubrir, incluso al hacer el bien común? Veo que todos nuestros actos parten primero de una necesidad propia, aunque a veces nos cueste reconocerlo, pues suena a egoísmo. Obrar desinteresadamente sería ejercer una libertad espiritual de la que, como humanos y como sociedad, no estoy muy segura de que estemos cerca. Aunque no soy quien para juzgar.
Paula Giusti


¿Qué pasaría en nuestro cuerpo si a uno de sus órganos (por ejemplo, el páncreas, aunque podría ser cualquier otro), por un súbito capricho o deseo de poder e inmortalidad, se le ocurriera reclamar para sí toda la sangre circulante y todos los nutrientes disponibles? Supongamos que se le advierte de los riesgos de su demanda. Los otros órganos dejarían de cumplir sus funciones, muchas de las cuales son vitales para el propio páncreas. El organismo entero estaría en riesgo creciente y grave. Imaginemos que, empecinado en lo que considera un derecho (derecho que pone por encima de los de otros órganos), este páncreas amenaza con dejar de producir insulina y glucagón, hormonas esenciales para regular el nivel de glucosa en sangre. Y demos por sentado que, gracias a su extorsión, consigue sus propósitos. ¿Qué ocurriría? El organismo entero, con el páncreas incluido, tardaría poco en descompensarse y, seguramente, en perecer.

¿Puede haber un órgano sano en un organismo enfermo? ¿Puede haber un órgano vivo en un organismo muerto? ¿Qué es un órgano fuera del cuerpo? Nada. Un conjunto de tejidos informes, sin función alguna. Cada parte del organismo adquiere importancia y significado sólo en conjunción con las otras. Distintos en tamaño, forma, ubicación y función, todos los órganos trabajan con una meta común: la salud y la vida del organismo que les da razón de ser. Podríamos decir que sus funciones apuntan a su propia existencia y al bien común.

Gracias a que así funciona nuestro cuerpo, cada uno de nosotros está vivo. Es algo en lo que habitualmente no pensamos y que poco agradecemos. Nuestra existencia es el resultado de un conjunto de energías enfocadas a una meta común.

Paradójicamente, vemos cómo, convertidos nosotros en partes de un organismo (sea éste la sociedad, la comunidad, un grupo de trabajo, un equipo, una institución, a veces una familia o una pareja), olvidamos esa evidencia primordial y actuamos como el páncreas, que por decreto propio convierte sus improntas en derechos ante los cuales los demás órganos deben postrarse. La Argentina de estos días, desde sus órganos ejecutivos, pasando por casi todos los demás, es un ejemplo viviente de esta grave disfunción. Un organismo cuyas partes se desconocen como integrantes de la misma totalidad y parecen atacadas por la creencia de que se puede vivir sin los demás o a costa de ellos. Decía la filósofa francesa Simone Weill (1909-1943; autora de Escritos históricos y políticos y de Acción y contemplación) que, si bien derechos y deberes marchan juntos, en caso de priorizar hay que poner en primer lugar los deberes, porque sólo cuando se cumple con ellos los propios derechos se validan. Weill fundamentó esto con su propia vida, paradigma de compromiso activo con cada una de las ideas que defendió, a tal punto que se dejó morir de hambre en un hospital de Londres en el que estaba internada por una afección pulmonar, pues no aceptaba comer si millones de sojuzgados, en plena guerra, no comían.

Se pregunta nuestra amiga Paula si estamos en condiciones de actuar en función del bien común. La respuesta nos la da nuestro cuerpo y la forma en que él se mantiene vivo. Quizá debamos superar nuestra disociación neurótica, volver a comprendernos a cada uno de nosotros como partes de un organismo que nada significan fuera de él. Se trata de recuperar la memoria acerca de lo básico de nuestra existencia.

En Martes con mi viejo profesor (pequeño gran libro en el que el periodista Match Albom recuerda las conversaciones que mantuvo con un docente que lo marcó profundamente, mientras éste agonizaba), Morrie Schwartz, el profesor, dice: "Ser compasivos y ser responsables los unos con los otros. El mundo sería un lugar mucho mejor si sólo aprendiéramos estas lecciones". Algo así como vivir con los otros y no contra ellos.

sergiosinay@gmail.com

_________________
"TODO LO NO EXISTENTE ES LO QUE NO HEMOS DESEADO SUFICIENTEMENTE"
avatar
Magui
Funciona a Baterías
Funciona a Baterías

Cantidad de envíos : 5033
Localización : En el horno
País :
Fecha de inscripción : 16/07/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: La lección de nuestro cuerpo

Mensaje  Anadry el Dom Ene 03, 2010 4:58 pm

muy bueno, como siempre!!! Wink

¿No hay siempre un interés, una necesidad propia que intentamos cubrir, incluso al hacer el bien común? Veo que todos nuestros actos parten primero de una necesidad propia, aunque a veces nos cueste reconocerlo, pues suena a egoísmo.

..me ha hecho pensar Rolling Eyes , y creo que siempre , a veces hasta imperceptible,....hay un interes.
A ver si me explico:
Si yo ayudo a alguien y pienso que haciéndolo, solo lo estoy ayudando y no hay interés personal mío...bueno, está MI bienestar , la linda sensación que me produce ayudar !!!, también lo hago por eso.

Ayudar sin NINGUN tipo de interés....es SACRIFICIO, o sea, hacer el bien sin sentirse bien.Shocked

_________________

Cuando soñamos solos, sòlo soñamos. Cuando soñamos entre varios, modificamos la realidad
avatar
Anadry
Maestro Alquimista
Maestro Alquimista

Cantidad de envíos : 4865
Edad : 58
Localización : saliendo del limbo
País :
Fecha de inscripción : 19/07/2008

http://anadryada.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.